El Sonido de Antes de Nacer y de Después de Morir

La primera vez que oí hablar de este caracol fue en un
bar del puerto. En su delirio, un marino borracho
contó que en una pequeña isla perdida en los Mares
del Sur existía un caracol que guardaba en su interior
el sonido de antes de nacer y de después de morir.

Me llevó años ubicar la pequeña isla. La misma no
figuraba en ningún mapa. Llegué a sus costas un frío
amanecer en que el sol se levantaba como un enorme
pomelo rosado sobre el horizonte.

Apenas pisé la costa, me di cuenta de que la playa
estaba cubierta por montañas de caracoles. Los había
en forma de tirabuzón, en forma de abanico, en forma
de huevo; caracoles de cristal, de ámbar, de nácar, de
hueso, de azúcar.

Desde entonces, paso mis días buscando uno por uno:
este no, este no, este no, voy descartándolos.
En ninguno de ellos puedo oír el sonido de antes de
nacer y de después de morir.

El Libro del Fin del Mundo – Belén Gache

Anuncios

Un comentario el “El Sonido de Antes de Nacer y de Después de Morir

  1. Pingback: Cortos de Belén Gache | Tu Space

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s