El Milagro de Escuchar

Una vez que comprenden este extraordinario arte de escuchar…, verán que esa acción es totalmente distinta a la acción que nace de una idea.

Me gustaría señalar la importancia de escuchar porque la mayoría de nosotros rara vez escuchamos. Escuchar con precisión, sin proyectar nuestros prejuicios personales, nuestras idiosincrasias, todo eso que uno ha aprendido, es muy difícil; implica escuchar con intensa curiosidad, como si estuvieran aprendiendo e investigando por primera vez, como si el campo completo se abriera ante uno y, paso a paso, profundizar sin concluir, sin almacenar recuerdos, inquiriendo, avanzando, fluyendo, viendo, descubriendo. Este acto de escuchar exige atención, no la atención de la concentración ni la atención que ponemos cuando tratamos de conseguir un beneficio o cuando queremos algo; se trata de escuchar sin desear, sin buscar, simplemente investigar. Sin embargo, para investigar realmente con seriedad, se requiere libertad, y el acto de escuchar es en sí mismo libertad. Una vez que comprendan este extraordinario arte de escuchar o del ver inmediato, de comprender algo al instante, verán que esa acción es totalmente distinta a la acción que nace o pertenece a una idea.

Nueva Delhi, cuarta charla, 3 de noviembre de 1963; Obras completas, tomo XIV 

——————————————————————————————————–

Las ideas no tienen ninguna importancia…; lo importante es cómo escucha.

Si saben escuchar, entonces ese escuchar es una acción completa en sí misma. Creo que es muy importante comprender esto, si me permiten insistir en este punto; no estoy divulgando nuevas ideas, las ideas no tienen ninguna importancia. Puede que alguien tenga nuevas ideas o que escuche algo que nunca antes había oído, pero lo importante es como escucha, no solo las ideas o algo nuevo, sino como escucha todo, porque si uno sabe escuchar, ese acto de escuchar en sí mismo trae liberación.

Nueva York, primera charla, 22 de mayo de 1954; Obras completas, tomo VIII 

——————————————————————————————————– 

Si sabe escuchar realmente, se produce un milagro. Si es capaz de escuchar el sonido puro, el silencio entre dos notas, entonces tal vez pueda descubrir la verdad de cualquier cosa. Pero cuando uno compara, rebate, acepta o rechaza con esa constante necesidad de explicaciones, en realidad no está escuchando.

Poona, India, cuarta charla, 1 de febrero de 1953; Obras completas, tomo VII

  ——————————————————————————————————– 

Escuchar es un acto completo, no parcial. Si toda nuestra vida podemos escuchar así…, entonces la vida será una acción constante de aprender y escuchar.

El acto de escuchar es siempre del presente, es un movimiento en el presente, pero en el momento en que uno interpreta lo que escucha de acuerdo con su propio entendimiento, tradición y cultura, si es que tiene una cultura, solo impide la escucha. Si uno realmente escucha, entonces fluye con ese movimiento extraordinario que no tiene fin. No se trata de escuchar tan solo a  quien les habla, sino de escucharlo todo, el sonido de esos cuervos, el autobús, el movimiento de la brisa entre las hojas, ver la puesta de sol, etc.; ese escuchar es un acto completo, no parcial.  Si toda nuestra vida podemos escuchar así, no solo durante unos minutos, sino a lo largo de toda nuestra vida, escuchar cada sonido, no únicamente el sonido de una voz con la que uno está familiarizado, sino cada movimiento del pensamiento y de la palabra, entonces la vida será una acción constante de aprender y escuchar.

Madrás, sexta charla, 3 de enero de 1965; Obras completas, tomo XV

La Vida es Accion…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s