El Amor es Acción Total – Parte 2

parte 2 de 2

Si se conoce a si mismo sabe lo que significa amar, y de ahí surge la acción total, que es la única acción buena.

Como carecemos de amor pretendemos cambiar con simples reformas en la periferia, pero el núcleo queda vacío. Solo es posible saber cómo actuar de forma total cuando comprendemos lo que significa amar.

Señores, hemos desarrollado nuestras mentes, somos los así llamados ‘intelectuale’, lo cual quiere decir que estamos saturados de palabras, de explicaciones, de técnicas. Somos hábiles oradores, sabemos discutir y comparar una opinión con otra; hemos llenado nuestros corazones con las cosas de la mente y, por eso, vivimos en un estado de contradicción. Pero el amor no llega fácilmente, uno tiene que trabajar duro para sentirlo. El amor es difícil de comprender, difícil en el sentido de que, para comprenderlo, uno debe saber hasta dónde llegar con la razón, la cual es necesaria, e ir tan lejos como sea posible con ella, pero también debe conocer sus limitaciones. Eso significa que para comprender lo que es amor tiene que haber conocimiento propio, no los conocimientos de Shankara, Buda o Cristo que pueden conseguir en los libros. Esos libros son solo libros, no son revelaciones divinas; la revelación divina únicamente se manifiesta a través del conocimiento propio, y uno no puede conocerse así mismo siguiendo el modelo de ningún psicólogo, sino observando cómo funciona su pensamiento, es decir, observándose a sí mismo en cada momento, ya sea cuando sube al autobús, cuando habla a sus hijos, a su esposa o a su sirviente.

Si se conoce a si mismo sabe lo que significa amar, y de ahí surge una acción total, que es la única acción buena, ninguna otra acción es buena por más brillante, por más provechosa, por más reformista que sea. Para amar se necesita una inmensa humildad, y eso significa ser humilde, no cultivar la humildad. Ser humilde implica ser sensible a todo lo que a uno le rodea, no solo las cosas hermosas sino también las feas; ser sensible a las estrellas, a la quietud del atardecer, a los árboles, a los niños, a la suciedad de la aldea, al sirviente, al político, al conductor del tranvía. Entonces vera que esa sensibilidad, que es amor, tiene una respuesta para cada uno de los innumerables problemas de la vida, porque el amor es la respuesta a todos los problemas que la mente crea.

El amor es algo que cada uno de nosotros debe encontrar directamente y no a los pies de un gurú ni a través de ningún libro. Solo uno puede encontrar ese amor que no está contaminado, que es puro, y debe llegar a él sin codicia, sin envidia, sin todas las estupideces de la sociedad que han convertido a la mente en algo limitado, pequeño y mezquino. Entonces la acción es total, y esa acción total es la respuesta a todos los problemas del hombre, no así las actividades separadas del reformador, del estratega o del político.

Madrás, segunda charla, 16 de diciembre de 1956; Obras Completas, tomo X

————————————————————————————————————————–

Interlocutor: ¿Podría, por favor, investigar que significa aprender mientras uno actúa?

Krishnamurti: En ciertas fábricas han descubierto que si un hombre repite constantemente el mismo trabajo, si hace siempre lo mismo, produce menos por que se cansa de realizar la misma actividad monótona. En cambio, si se le permite aprender mientras trabaja, produce más. Eso fue lo que descubrieron, permitir que el trabajador aprenda mientras trabaja.

Vamos a ponerlo al revés. Casi todos tenemos ideas, de modo que las ideas, las formulas, los conceptos son tremendamente importantes para nosotros. Así, la nacionalidad es una idea, el hombre negro, el hindú, el blanco, todos son ideas, y a pesar de que han producido actos terribles las ideas, las ideologías, seguimos dando importancia a las formulas, mientras que la acción ha perdido importancia. Actuamos de acuerdo con esos conceptos, esas ideas, ajustando nuestros actos a esas ideas, con lo cual siempre existe una división entre la idea y la acción, y por tanto, siempre hay conflicto. Un hombre que quiera comprender y terminar con el conflicto debe ver si es capaz de actuar sin una idea, debe aprender mientras actúa.

Tomemos por ejemplo el amor; no es algo simple sino bastante complejo. De hecho, no sabemos lo que significa amor pero tenemos ideas de lo que es: que si amar implica tener celos, que el amor se divide en humano y divino, todo eso son ideas. Sin embargo para descubrir lo que significa, su profundidad, su belleza, si existe algo como el amor, que nada tiene que ver con las buenas obras, con la compasión, con la tolerancia, con la gentileza; el amor puede abarcar todas estas cosas, pero si realmente queremos descubrirlo, es necesario eliminar todas las ideas preconcebidas sobre él. En ese acto de eliminar todos nuestros conceptos sobre el amor, estaremos aprendiendo lo que es. Eso es todo.

Saanen, cuarta charla, 17 de julio de 1966; Obras Completas, tomo XVI

La Vida es Acción…

<— parte 1 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s