La Acción Total

Descubran por si mismos esta cosa tan extraordinaria, esa acción total

¿Existe una acción que no sea resultado de la elección, de la imaginación, de la decisión, sino que consista en sentir la acción en su la totalidad? Yo digo que existe.

Tal como vivimos ahora, el gobierno hace una cosa, el hombre de negocios hace otra, el religioso, el erudito, el científico, cada uno hace cosas diferentes, con lo cual están en contradicción, y no es posible superar estas contradicciones porque tratar de superar una contradicción solo crea más tensión. Lo más importante para la mente es comprender la acción en su totalidad, es decir, sentir que la acción no nace de una decisión, igual que uno siente una maravillosa puesta de sol, una flor, o un pájaro en vuelo, lo cual requiere investigar en el inconsciente sin esperar ninguna respuesta positiva. Si uno es capaz de no quedar atrapado en las necesidades apremiantes de la vida, en lo que debe hacer mañana, entonces vera que la mente empieza a descubrir una manera de actuar en la que no hay contradicción alguna, una acción sin opuestos. Hagan la prueba, pruébenlo mientras regresan a sus casas, mientras están sentados en el autobús; descubran por si mismos esa cosa tan extraordinaria, esa acción total.

Como saben señores, la tierra no es comunista ni capitalista, no es hindú ni cristiana, no es suya ni mía. Existe un sentir que cubre la totalidad de la tierra, la belleza, la riqueza, la extraordinaria fuerza de la tierra, pero solo es posible sentir ese esplendor de lo total cuando uno no está comprometido con ninguna cosa. De la misma manera, solo es posible sentir la acción total cuando uno no está comprometido con ninguna actividad concreta, siendo altruista y haciendo buenas obras, involucrándose con este o aquel partido, con esta o aquella creencia o ideología. Todas esas reacciones en realidad son una forma de actividad egocéntrica. Si uno no está comprometido, entonces vera que la mente consciente, aunque participe en acciones concretas, puede dejar de lado esa acción inmediata y, desde la negación, puede investigar en el inconsciente los verdaderos motivos, las contradicciones ocultas, las ataduras tradicionales y los impulsos ciegos que generan los problemas en lo inmediato. Una vez que se comprende todo eso, uno puede ir mucho más lejos, entonces es capaz de sentir la belleza y la plenitud de un árbol, esa acción total en la que no existe ninguna respuesta contradictoria ni contrasentido.

Nueva Delhi, segunda charla, 11 de febrero de 1959
Obras Completas, tomo XI

La vida es acción…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s