Reality Bites # 11

Excellent.

Nunca por hacer las cosas bien, se ha perdido el tiempo…

Anuncios

Los Teen Tops – Personalidad (20 Exitos)

 

Los Teen Tops son una agrupación musical mexicana que logró importantes éxitos musicales a principios de los años sesenta en distintas latitudes de Latinoamérica,España y los Estados Unidos, pero principalmente en México, donde es considerada una banda de rock clásica y pionera del movimiento musical rock and roll en español.

El Álbum Personalidad contiene 20 éxitos de colección de los mejores canta-autores de los años 60’s que recomiendo a todos aquellos amantes del rock and roll clásico.

Lista de reproducción :

01.-EL ROCK DE LA CARCEL
02.-LA PLAGA
03.-ATU PUERTA TOQUE
04.-REY CIOLLO
05.-CONFIDENTE DE SECUNDARIA
06.-ANOCHE NO DORMI
07.-PRESUMIDA
08.-QUIEN PUSO EL BOMP
09.-LUCILA
10.-BUEN ROCK ESTA NOCHE
11.-POPOTITOS
12.-TUTI FRUTTI
13.-QUIERO SER LIBRE
14.-QUE TAL MARILU
15.-POLVORA
16.-ZAPATOS DE ANTE AZUL
17.-PENSABA EN TI
18.-ROCK NENA LINDA
19.-LA LARGUIRUCHA SALLY
20.-VOY BIEN O ME REGRESO

———————————————————————

Descarga por:

OneDrive  ó   DropBox

Formato : Mp3  (320kbs)

Tamaño : 90 Mb

Para mas info : http://es.wikipedia.org/wiki/Los_Teen_Tops

salu2

El Ultimo Abrazo

Esta es la narración de un anónimo conductor de taxi, en alguna ciudad del mundo:

Hace veinte años yo manejaba un taxi para vivir. Lo hacía en el turno nocturno y mi taxi se convirtió en un confesionario móvil. Los pasajeros se subían, se sentaban atrás y me contaban acerca de sus vidas. Encontré personas cuyas vidas me asombraban, me ennoblecían, me hacían reír o me deprimían. Pero ninguna me conmovió tanto como la mujer que recogí muy tarde en una noche de agosto.

Respondí a una llamada de unos pequeños edificios en una tranquila parte de la ciudad. Cuando llegué a las 2:30 a.m. el edificio estaba oscuro excepto por una luz en la ventana del primer piso. Bajo esas circunstancias, muchos conductores sólo hacen sonar su claxon una o dos veces, esperan sólo un minuto y después se van. Pero yo he visto a muchas personas que dependen de los taxis como su único medio de transporte, así que esperé.

Aunque la situación se veía peligrosa, yo siempre iba hacia la puerta. “Este pasajero deber ser alguien que necesita de mi ayuda”, pensé, por lo tanto, caminé hacia la puerta y toqué.

—Un minuto… —respondió una frágil voz. Pude escuchar que algo era arrastrado a través del piso y, después de una larga pausa, la puerta se abrió.

Una pequeña mujer, de unos ochenta años, se paró enfrente de mí. Llevaba puesto un vestido floreado y un sombrero con un velo, como alguien de una película de los años cuarenta. A su lado había una pequeña maleta de lona que le ayudé a cargar.

El departamento se veía como si nadie hubiera vivido ahí durante muchos años. Todos los muebles estaban cubiertos con sábanas, no había relojes en las paredes, ninguna baratija o utensilio. En la esquina estaba una caja de cartón llena de fotos y una vajilla de cristal.

Repetía su agradecimiento por mi gentileza.

—No es nada —le dije—. Yo sólo intento tratar a mis pasajeros de la forma que me gustaría que mi mamá fuera tratada.

— ¡Oh, estoy segura de que es un buen hijo! —dijo ella.

Cuando llegamos al taxi me dio una dirección, entonces preguntó:

— ¿Podría manejar a través del centro? —Ese no es el camino corto… —le respondí rápidamente. —No importa —dijo ella—. No tengo prisa: voy al asilo.

La miré por el espejo retrovisor, sus ojos estaban llorosos.

—No tengo familia —continuó ella—. El doctor dice que no me queda mucho tiempo. Tranquilamente apagué el taxímetro. — ¿Qué ruta le gustaría que tomara? —le pregunté.

Durante toda la madrugada manejé a través de la ciudad. Ella me enseñó el edificio donde había trabajado como operadora de ascensores. Manejé hacia el vecindario donde ella y su esposo habían vivido cuando estaban recién casados. Me pidió que nos detuviéramos enfrente de un almacén de muebles donde una vez hubo un salón de baile al que ella iba a danzar cuando era joven. Algunas veces me pidió que pasara lentamente enfrente de un edificio en particular, o una esquina; en esos momentos observaba en la oscuridad, y no decía nada… Con el primer rayo de sol apareciéndose en el horizonte, ella repentinamente dijo:

—Estoy cansada, vámonos ahora.

Conduje en silencio hacia la dirección que ella me había dado. Era un edificio bajo, como una pequeña casa de convalecencia, con un camino para autos que pasaba bajo un pórtico. Dos asistentes que vinieron hacia el taxi, con mucha amabilidad vigilaban cada movimiento de la señora. Debían haber estado esperándola. Yo abrí la cajuela y dejé la pequeña maleta en la puerta. La mujer estaba lista para sentarse en una silla de ruedas.

— ¿Cuánto le debo? —preguntó, buscando en su bolsa.

—Nada —le dije.

—Tienes que vivir de algo —me respondió.

—Habrá otros pasajeros —le respondí. Casi sin pensarlo, me agaché y la abracé. Ella me sostuvo con fuerza y dijo:

— ¡Necesito otro abrazo!

Apreté su mano, di la vuelta y caminé hacia la luz de la mañana. Atrás de mí una puerta se cerró: fue un sonido como de una vida concluida.

No recogí a ningún pasajero en ese turno y manejé sin rumbo por el resto del día. No podía hablar. ¿Qué habría pasado si a la señora la hubiese recogido un conductor malhumorado, o alguno que estuviera impaciente por terminar su turno? ¿Qué habría pasado si me hubiera rehusado a tomar la llamada, o hubiera tocado el claxon una vez y me hubiera ido?

Tras una rápida ojeada, no creo que haya hecho algo más importante en mi vida. Estamos acostumbrados a pensar que nuestras vidas están llenas de grandes momentos, pero los grandes momentos son los que nos atrapan felizmente desprevenidos. La gente tal vez no recuerde exactamente lo que tú hiciste o lo que tú dijiste… pero siempre recordarán cómo los hiciste sentir…

 

Un autor anónimo escribía: “Conserva el recuerdo del perfume de la rosa y fácilmente olvidarás que está marchita…”

 

salu2

Because – The Beatles

Because” es una canción de The Beatles, escrita y compuesta por John Lennon y aparecida en el álbum Abbey Road de 1969.

by 

Según diversas fuentes, John estaba en su casa, escuchando a Yoko Ono tocar el piano. Cuando escuchó un tema en particular (el primer movimiento de la sonata para piano n.º 14 de Beethoven, conocida como Claro de luna), le pidió a Yoko que tocara los acordes al revés. Yoko lo hizo, y de esta secuencia de notas y acordes, John compuso el característico arpegio de la canción. La versión popular insiste en afirmar que se trata de la sonata tocada al revés, pero cualquier estudio musicológico, demostraría que esto no es así. Hay coincidencia en ciertas notas, evidentemente en el arpegio, y en el tono lento y melancólico, pero no es la sonata tocada al revés.

El tema es bastante sencillo, y se nota en él la economía de recursos y la cuidada producción. Lo más destacado son las voces. Tal como hicieran muchas veces desde sus inicios, John, Paul y George cantan una armonía en tres partes, la cual fue grabada tres veces, es decir, que finalmente se escuchan nueve voces.

Tanto para Harrison como para McCartney, es uno de los mejores, sino el mejor, tema del álbum.

Es el primer tema en el que The Beatles usa uno de los nuevos tipos de sintetizadores: el Moog. Este es tocado por George y se escucha luego del puente, y es una repetición del arpegio principal, con sonido similiar al de trompetas.

Primero fue grabada la pista musical, y posteriormente se trabajó en las pistas vocales. Ringo Starr no toca en el tema, y se limita a marcar el tiempo con sus baquetas, sobre todo durante la grabación de las voces, proceso en el cual George Martin dirigió a los tres vocalistas.

fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Because

muchos salu2

Mensaje del día #16 : El tiempo

El tiempo es un elemento precioso y desgraciadamente es un recurso “no renovable”. Cuando hemos gastado o malgastado nuestro tiempo no hay manera de reponerlo, es mucho más que el oro, es el material con el cual está hecha la vida. Cuando se nos acabe el tiempo es que nuestra vida también terminó.  Usémoslo sabiamente haciendo todo en el momento. Hay que saber dar, amar, reír y construir el tiempo.

Debemos darnos cuenta de cuán importante, es, llegar a tiempo y ¿Por qué no? ¡Retirarse a tiempo!

 

Fuente : 5 minutos más contigo, de Helen Hernández, Editorial EDAMEX.

“Los años enseñan muchas cosas que los días desconocen” – Ralph Waldo Emerson

 

que bien…

Un Gran Amor

Es difícil decir que su esposa le había recomendado salir con otra mujer, pero así era. Después de varios años de matrimonio descubrió una nueva forma de mantener viva la chispa del amor: ¡había comenzado a salir con otra mujer!

Paradójicamente, la idea era de su propia esposa. Ella le dijo:

—Tú sabes que la amas —le dijo un día, tomándolo por sorpresa…

— La vida es muy corta: ¡dedícale tiempo!

—Pero yo te amo a ti… —protestó. — Lo sé, pero también la amas a ella.

La otra mujer, a la que su esposa quería que visitara, también lo amaba; pero las exigencias de su trabajo y sus hijos hacían que sólo pudiera visitarla ocasionalmente. Esa noche la llamó para invitarla al cine y también a cenar.

— ¿Qué te ocurre? ¿Estás bien? — le preguntó esa otra mujer.

Ella era el tipo de mujer para la cual una llamada tarde en la noche, o una invitación sorpresiva, era indicio de malas noticias.

—Creí que sería agradable pasar algún tiempo contigo —le respondió— Los dos solitos, ¿qué opinas?

Ella reflexionó un momento y repuso: —Es verdad, me gustaría muchísimo.

Ese viernes, mientras conducía para recogerla después de su trabajo, se encontraba muy nervioso, el mismo nerviosismo que antecede a una cita… y cuando llegó a su casa vio que también estaba muy emocionada. Ella lo esperaba en la puerta, con su abrigo puesto; se notaba que había estado en la peluquería y usaba el vestido con el cual decía haber celebrado su último aniversario de bodas. Su rostro sonreía e irradiaba luz como un ángel.

—Les dije a mis amigas que iba a salir contigo y se emocionaron mucho —le comentó, mientras subía a su automóvil. La velada prometía una noche de satisfacciones.

Fueron a un restaurante no muy elegante, pero sí acogedor. Cuando se sentaron, él le leyó el menú. Cuando iba por la mitad de las entradas, levantó la vista y notó que ella lo miraba, desde el otro lado de la mesa, con verdadero deleite, como embelesada. Una sonrisa nostálgica se deslizaba en sus labios, mientras decía:

—Era yo la que te leía el menú hace tiempo, ¿recuerdas?…

—Entonces es hora de que te relajes y me permitas devolverte el favor —respondió.

Durante la cena sostuvieron una agradable conversación, nada extraordinaria, sólo ponerse al día el uno con la vida del otro. Hablaron tanto que perdieron el cine.

—Saldré contigo otra vez, pero sólo si me dejas invitarte —dijo ella cuando la llevó de regreso a su casa. Asintió, la besó y le dio un largo abrazo.

— ¿Cómo estuvo la cita? —quiso saber su esposa cuando regresó aquella noche.

—Muy agradable… mucho más de lo que imaginé —le contestó con una amplia sonrisa de oreja a oreja.

Días más tarde su madre murió de un infarto. Todo fue tan rápido que no pudo hacer nada.

Al poco tiempo recibió un sobre del restaurante donde había estado con una nota que decía:

La otra cena está pagada por anticipado, estaba casi segura de que no podría estar allí, pero igual pagué para los dos, para ti y tu esposa. Jamás podrás entender lo que aquella noche significó para mí. Te amo. Tu madre.

En ese momento comprendió la importancia de decir a tiempo te amo… y de darles a los seres queridos el espacio que se merecen. Comprendió que nada será más importante para las personas que te aman, y a las que amas, que darles tiempo porque ellos no pueden esperar.

 

¿A cuántas cenas sorpresivas estarás invitando en estos días?

¿Estás seguro que tienes el día de mañana para hacerlo?

Amor es compartir la vida. Y el tiempo es vida. Por lo tanto, compartir el tiempo con alguien es amarlo

 

good day…

La Totalidad del Sentir

¿Qué es el sentimiento? El sentimiento es como el pensamiento. Es una sensación. Veo una flor y respondo a esa flor: me agrada o no me agrada. El agrado o el desagrado los dicta mi pensamiento, y el pensamiento es la respuesta del trasfondo constituido por la memoria. Así pues, digo: «Esa flor me agrada», o «esa flor no me agrada»… Ahora bien, el amor ¿está relacionado con el sentimiento? El sentimiento es sensación, no hay duda: sensación de agrado y desagrado, de bueno y malo, de buen gusto, etc. ¿Está ese sentimiento relacionado con el amor?… ¿Ha observado usted su calle, la manera como vive en su casa, el modo como se sienta, como habla? ¿Ha reparado en todos los santos que ustedes adoran? Para ellos la pasión es sexo; por eso niegan la pasión, la belleza -las niegan en el sentido de desecharlas-. De esta manera, junto con la sensación han matado ustedes el amor, ya que dicen: «La sensación hará de mí un prisionero, seré un esclavo del deseo sexual; por lo tanto, la eliminaré». De ese modo, han convertido al sexo en un problema inmenso […]. Cuando haya comprendido de manera completa el sentimiento completo, no parcial, cuando realmente haya comprendido la totalidad del sentir, sabrá qué es el amor. Cuando pueda ver y apreciar la belleza de un árbol, la belleza de una sonrisa, cuando pueda ver la belleza del sol poniéndose tras los muros de la ciudad, verla totalmente, entonces sabrá qué es el amor.

9 DE MAYO OCK- Vol. XIII

-Jiddu Krishnamurti (The book of life)

To gammatrix